VARIEDADES

A la hora de la preparación de un buen café, hay procesos fundamentales para obtener un producto de calidad.

Es muy importante el proceso de molienda para conseguir un sabor adecuado, ya que, por ejemplo, unos granos demasiado molidos pueden producir un gusto amargo, mientras que en el caso inverso la infusión será débil y acuosa.

Otro aspecto muy importante es la conservación del producto, que debe ser almacenado en lugares secos , frescos, oscuros y sin oxígeno.